La noche eterna de Love of Lesbian.

Love of Lesbian, haciendo gala una vez más de su poder de convocatoria y dando las gracias al público por haber invertido dinero, con los tiempos que corren, para asistir al concierto, presentaron ayer por la noche en el Poble Espanyol su último trabajo “La noche eterna. Los días no vividos” o lo que es lo mismo, un reflejo de la resaca que les ha provocado su “1999”. Fue un concierto de dos horas y media en el que, además, de tocar parte de los temas de su doble cd, volvieron a hacer revivir a todos sus fans la fiebre de su última gira tirando de éxitos como “Fans de John Boy”, “Marlene, la vecina del ático” o “Incendios de nieve”.



En la primera parte del concierto, la cosa estaba en tomar el pulso a un público expectante pero desde un principio entregado, tocando sus nuevas canciones, más serias que de costumbre y con menos dosis de humor que en sus anteriores propuestas. Un “Nadie por las calles” fue el pistoletazo de salida a una noche que iría ganando en entusiasmo a medida que, de una manera muy inteligente Love of Lesbian, alternaban los temas nuevos con los anteriores. Poco después llegó, Wio, canción que Santi Balmes dedicó a Barcelona, por cierto una de sus temas más deprimentes pero no por eso poco pegadizo, todo lo contrario. “La niña imantada” fue uno de los primeros guiños para aquellos que se habían plantado allí sin haber escuchado su último trabajo, o al menos no haberlo hecho suficientemente (es denso y largo, todo hay que decirlo) y así poder corear estribillos ya conocidos. Luego siguieron “Allí dónde solíamos gritar”, “Si salimos de esta” y cerraron con una poética “Oniria e insomnia”.

Los bises no se hicieron esperar y a las once de la noche LOL volvía a la carga con unas actuaciones mucho más cercanas a las que se vivieron en su última gira, acelerando así el ritmo de sus fans, haciéndolos bailar, saltar o incluso poner de cuclillas con el último tema de la noche “Algunas plantas”. No faltaron tampoco las “Maniobras de escapismo” o “Noches reversibles” o uno de sus últimos temas más electropop, “667”, en el que el cantante bajó del escenario para entrar en contacto directo con el público. Un momento especialmente divertido fue cuando Santi Balmes tuvo la ocurrencia de cantar “El ectoplasta” en clave de humor, dibujando de alguna manera la relación entre Rajoy, su esposa, Hollande y Merkel (esta última representando al ectoplasta), uno de los temas más aplaudidos de toda la noche. El final fue una despedida apoteósica por parte del público repitiendo una de las palabras que forman parte de “Toros en la Wii”, “Fantásticooooo…”.


Ayer quedó de nuevo demostrado que Love of Lesbian gana mucho en directo y que siguen manteniendo su signo de identidad con un Santi Balmes que domina cómodamente su actuación, el escenario, sabiendo en cada momento que es lo que esperan sus fans, bien sea haciendo payasadas, improvisando frases en medio de las canciones o tirando de sentido del humor. Tienen la capacidad de jugar a su antojo con sus propias canciones sin que en ningún momento uno tenga la sensación de que algo se escapa de las manos o de la voz. Convencieron.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s