Arquímedes y Turing, hermanados en Manchester — Turismo matemático

Dos grandes matemáticos de trágica muerte, Arquímedes y Turing, se ven hermanados con estatuas muy próximas que les recuerdan: Arquímedes bajo la bóveda del paso subterráneo enfrente del universitario Sackville Building y Turing en un banco de Sackville Gardens. Arquímedes es representado en el momento mismo de salir de la bañera y recorrer desnudo Siracusa […]

Arquímedes y Turing, hermanados en Manchester — Turismo matemático

Lee Jeffries, desde Manchester, con amor

Lo bueno de los encierros, como el que hemos tenido durante estos meses, es que dedicas más tiempo a pensar y a buscar vías de escape hacía otros mundos que te alejen en la medida que se pueda de este tan feo que estamos viviendo. No me estoy refiriendo a ninguna droga, aunque también puedan resultar efectivas, más bien me decantaba por libros, nuevas aficiones o navegaciones de horas por las redes, por ejemplo. En mi caso, una de mis vías de escape fue mirar fotos del Instagram, camino que me llevó hasta Lee Jeffries, un señor inglés que me plantaba delante de mis narices retratos de rostros tan intensos como un wiski sin hielo. Total, que la cosa fue yendo a más y al final me los he bebido durante todas estas semanas hasta llegar a un estado de embriaguez del que ya no creo que pueda escapar. Hoy puedo decir que soy una fan de la obra de un fotógrafo de formación autodidacta llamado Lee Jeffries. El que faltaba en esta historia era otro de mis grandes amores, mi amigo Ignasi. Pues la cosa fue que una tarde que vino a visitarme le dije ‘Mira, he encontrado un fotógrafo que tiene unas fotos que me llevan loca’, así que entro en su cuenta del Instagram y le empiezo a enseñar sus fotos. No habían pasado ni cinco minutos y ya le había comprado una, más una que se guardó en la recámara y que iba a ser para mí, cosa que desconocía en aquel momento. Reconozco que aquella compra tan impulsiva me dejó un poco en shock, porque lo de él había sido una especie de flechazo maravilloso, rápido y productivo, y yo llevaba semanas de agonía amorosa romántica a lo personaje shakespeariano, y eso significa sufrimiento y poca productividad.

La historia siguió pocos días después cuando entré en la web de Lee Jeffries y pasé varios minutos hipnotizada por la mirada de Manchester II. Cuando se me pasó aquel estado de hipnosis, me dije, ‘Oye, seguro que tiene una página de Facebook, voy a chafardear’. Y tal como entro en su Facebook, en el mismo instante, me cuelgan ahí mismo, para que no me olvide, la inquietante imagen de aquel Manchester II. Resultado: que al fin me lanzo, le quiero en mi casa, me lo compro y sacrifico parte del presupuesto que tenía destinado para la vuelta al cole (sí me siento un poco mala madre pero confío en vender mucho durante los próximos meses y así cobrar unas buenas comisiones que compensen el resultado de mi impulsividad, enamoramiento, locura, inconsciencia e irresponsabilidad). Pero bien, apaciguo mi enamoramiento y pongo fin a la agonía.

Descubriendo a Lee Jeffries

A lo que voy, que es a presentaros a Lee Jeffries y sus retratos.

De las primeras cosas que descubro es que Jeffries en realidad es un contable a tiempo completo pero con una vía de escape, la fotografía. Ay como me gusta la gente que tiene vías de escape! Yo también las tengo pero sin tanto arte. En fin, si tenéis la oportunidad de mirar algunos de sus retratos os daréis cuenta que irradian vida y magia. Yo creo que esas dos características no serían posible si no tuviese un buen dominio del uso de luces y sombras, a parte de la puntería (llámese intuición) para fotografiar unos rostros y no otros. Si echáis un vistazo a sus fotografías, algunas incluso pueden transportaros hasta imágenes del barroco o a retratos hiperrealistas dibujados a lápiz, y esto es así porque uno de los puntos más distintivos que las caracteriza es esa vertiente entre religiosa y metafísica que plasma de una manera tan magistral en cada una de ellas. En su propia web, se define como un “Spiritual Photographer”, y desde luego que estas dos palabras le vienen como anillo al dedo.

De toda la serie de retratos que tiene, que son muchos y variados, sin duda, me han robado el alma el corazón y la sensatez, todos sus homeless, sus ‘Lost Angels’ desde los de mi adorada Manchester, hasta los de Skid Row de Los Ángeles pasando por los de Seattle o Roma. Muchos de ellos, están recogidos en un libro de fotografía que tiene publicado. Los miro y quedo atrapada en sus miradas, en la fuerza de estas, que independientemente de que el estilo de Jeffries pueda gustar más o menos, es innegable que tienen tanta intensidad que no te dejan indiferente. Detrás de muchos de sus ‘Lost Angels’ hay historias de niños que pasan hambre, o casos de violencia doméstica, de adicciones o de enfermedades mentales. Hizo En este link podéis ver algunos de sus ‘Lost Angels’ https://www.youtube.com/watch?v=LF6F5BUtXQQ

Más cosas que he descubierto sobre Lee… La primera foto de un homeless la hace en Londres, antes de correr una maratón. Vio a una chica al otro lado de la calle y empezó a disparar con su cámara, lógicamente ella le llamó la atención. Jeffries se sintió tan mal que no pudo hacer otra cosa que acercarse, disculparse y empezar a hablar con ella. La conversación entre ellos resultó ser tan buena que acabó en foto. Lo que consiguió Jeffries con ese acercamiento fue, no solo conocer la historia de aquella desconocida, sino llegar hasta sus emociones. Ese retrato tan íntimo hubiera sido imposible desde el otro lado de la calle. Desde entonces todos los maratones que corre los hace con fines benéficos para ayudar a personas sin techo y gente con adicciones.

La entrevista

Volviendo al principio de mi historia…, me llegó ese intenso e hipnótico Manchester II, cigarro en labios y sostenido entre dedos, mirada directa y esperando vete a saber qué en un oscuro rincón de su ciudad. Él vino acompañado de Sam (maravillosa sorpresa organizada entre Ignasi y Lee, a los que obviamente voy a adorar para el resto de mi vida), otro de mis grandes favoritos, con esa sonrisa y ese guiño eterno que cada mañana me recibe cuando entro en el salón. Escribo a Lee, le digo que los dos están muy bien ubicados en mi casa, los veo cómodos y tienen cada mañana las vistas del amanecer en Barcelona, así que tienen sol y luz. Lee me responde que esa imagen le gusta y le ha hecho sonreír.

Manchester II y Sam viendo el amanecer en Barcelona

En fín, yo quiero saber más cosas y acabo consiguiendo una pequeña entrevista a distancia. Tampoco quiero hacerme pesada porque yo, en estado de enamoramiento soy un pelín cansina, cosa que me hace estar buscando constantemente nuevos enamoramientos para no cansar a los anteriores. Mi madre me dice que es que soy muy caprichosa, pero yo sé que soy una enamoradiza compulsiva, uno de tantos defectos de fabricación que tengo y de los que, precisamente mi madre es culpable.

A lo que iba… A mí me gustaría saber cuál de todos los retratos que has hecho en Manchester es tu favorito.  

Lee: De todos los retratos que he hecho en Manchester, creo que quizás este sea mi favorito.

A lo largo de los años he llegado a conocer muy bien a Tommy. Él vende el Big Issue en Manchester, que es una revista que ofrece a las personas sin hogar la oportunidad de obtener un trabajo remunerado vendiendo la revista en la calle. Claramente tiene un aspecto religioso y a menudo lo he fotografiado. Esta foto en particular, fue hecha un día en que la luz no era muy buena. Ambos caminamos un rato por las calles buscando un buen lugar donde la luz fuera mejor. Finalmente encontramos un aparcamiento subterráneo. La luz era hermosa. Cuando estaba realizando la foto, no apreciaba el fondo y no fue hasta que llegué a casa cuando me di cuenta del significado: eran como unas alas de ángel y era como si Dios me hubiera guiado para conseguir esa imagen. Cuando salgo a hacer fotos, muchas veces sucede que justo cuando estoy a punto de tirar la toalla y volver a casa, doblo la esquina y justo allí encuentro la persona y la foto que buscaba.

De todos modos, esta foto, la de Tom, su apariencia de Cristo, las alas de los ángeles, el hecho de que no tiene hogar, todo tiene un significado metafórico que va más allá de un simple retrato. Me encanta!!

De tu trabajo como fotógrafo, ¿qué parte del proceso de creación es la que más te gusta realizar?

Lee: Esta es fácil. La que más me gusta es estar en la calle … conocer gente. Las fotografías han sido y siempre serán un complemento para hacer y desarrollar una relación con un extraño. Estar ahí fuera de alguna manera es un antídoto para mi propia sensación de soledad y, a lo largo de los años, realmente ha sido mi salvación mental.

Por qué esa preferencia por el blanco y negro para hacer tus retratos?

Lee: Creo que esto se remonta a mis días en la escuela. La primera vez que estuve expuesto a la fotografía fue en la clase de historia. Estábamos aprendiendo sobre la guerra y viendo esas viejas imágenes en blanco y negro de los soldados de la Primera Guerra Mundial … Sus ojos. Los blancos y negros inquietantes … Bueno, realmente se me quedó grabado, subconscientemente. Creo que ahora, cuando visualizo una fotografía en el ojo de mi mente, siempre la veo primero en blanco y negro.

Qué proyectos de fotografía tienes a corto plazo?

Lee: No me preocupan los proyectos de fotografía como tales. No me aventuro a hacer fotografías. Vivo mi vida, salgo a la calle, donde sea que me encuentre y trato de ser humano. Viviré hoy de esa manera, y también lo haré mañana y pasado mañana. Creo que la cualidad más importante que contienen mis fotografías es el amor. Las personas pueden ver y sentir que han sido creadas con amor y una conexión humana genuina. A corto plazo y a largo plazo, espero seguir haciéndolo y sintiéndome así sobre lo que hago.

Y entonces viene cuando le pregunto a Ignasi si quiere saber algo más sobre Lee y dice que sí. Que por qué en sus retratos de homeless, en los que la foto siempre está tan cuidada (de hecho parecen fotos de estudio), no aparece el entorno normal que les rodea?

Lee: Todas las imágenes las tomo en la calle, todas y cada una de ellas. No tengo estudio. Disparo a las personas sin hogar donde las encuentro. ¿Por qué no incluyo fondos? No estoy documentando. No estoy fotografiando a una «persona sin hogar». Estoy fotografiando a una persona, a un ser humano, el amor que desprende, su felicidad, su tristeza. Todo eso se ve en sus ojos. No necesito un edificio en el fondo, por ejemplo, para ayudar a contar esa historia. … bueno, la mejor forma de responder eso es pedirte que veas el video que publiqué en Instagram hoy. Eso explica mucho.

Y para mostrarnos esto último, nos pide que veamos un video que acaba de publicar en su cuenta de Instagram con motivo de que justo era el día mundial de la salud mental, allí veremos con imágenes la respuesta que nos acaba de dar. https://www.instagram.com/tv/CGJ7BhsAF-x/?utm_source=ig_web_copy_link

Mas fotos de Lee Jeffries, todas estas por ejemplo…

Y más, en su web… https://lee-jeffries.co.uk/

Su facebook https://www.facebook.com/search/top/?q=lee%20jeffries

Y muchas más en su instagram https://www.instagram.com/lee_jeffries/?hl=es

Y sus Lost Angels en Seattle… pues aquí https://www.youtube.com/watch?v=kvK-haS2cug

Amor