De cómo Iggy Pop dio el «Sí quiero» a Pins – Indie, Punk y Rock en femenino

Cita

jacksonxjoshua4

Hoy hablo de cinco chicas de Mánchester que, desde 2011, tienen dos álbumes buenos a rabiar a sus espaldas, con unos inicios cuanto menos curiosos/reivindicativos y que os resumo en cuatro líneas. La «culpable» de este proyecto se llama Faith, una mujer musicalmente influenciada por grupos como My Bloody Valentine o Jesus and Mary Chain, que un buen día decidió crear una banda formada únicamente por mujeres y así salir de esa típica industria de bandas musicales masculinas que incorporan chica que sabe tocar algún instrumento pero que más bien es utilizada como un símbolo entre sus filas. La suerte acompañó a Faith, encontró a las componentes de su sueño, se ponen en marcha y en 2012 sacan un EP que ya apunta alto, sobre todo por un tema seductor como el que más y de título «Say to me». No diré más sobre él. Aquí lo tenéis para quien se atreva a verlo y a escucharlo:

Llegamos al mes de septiembre de 2013 lanzan su primer álbum «Girls Like Us», que consigue tener un acogida más que excelente entre público y entre la crítica británica. Haced el favor de escucharlo y enamoraros de una vez por todas. Es esto que veis a continuación.

Total, que la cosa sigue en ascenso y se plantan en el 2015 publicando su segundo álbum «Wild Nights» y siendo teloneras en la gira europea y americana de Sleater-Kinnev (banda de rock directamente influenciada por el movimiento punk feminista). Como podéis comprobar, la cosa esta que hay entre Mánchester y el feminismo, a día de hoy, sigue flotando en el aire (Algo de Emmeline Pankhurst, queda todavía en las mentes de las mujeres mancunianas)

Pero antes de llegar a Iggy, Pins merecen una pequeña presentación de obras y milagros que se clasificarían dentro del indie punk y rock: Su primer álbum, como he indicado al inicio, ya cosechó elogíos a diestro y siniestro y un aumento de fans bastante considerable. Esto les llevó a no parar de hacer bolos y colaborar en giras con bandas como The Fall, Sleigh Bells, The Cribs y algunos más.

Wild Nights, el segundo álbum salió con un primer sencillo y vídeo acompañando,  «Too Little Too Late» que define muy bien la esencia de ese trabajo, un sonido entre denso y serpenteante, perfectamente equilibrado por una línea de bajo en decadencia y una batería marcando ritmos. Este tema, por supuesto, es guiado por la seductora voz de Faith y rematado por un final tan acelerado como rotundo.

Tras ese Wild Nights, Pins se han atrevido a oscurecer algo más sus temas y su EP «Bad Things» es un ejemplo, eso sí, haciendo uso de más influencia electrónica en la que se puede adivinar huellas que han podido dejar en ellas bandas como New Order o Joy División. Dejo enlace como prueba.

https://www.youtube.com/watch?v=FM2G6MNcfio

Tanto el primer como el segundo disco, por la propia filosofía de la banda en la que prevalece el DIY, principio arraigado a la propia cultura punk y sus influencias musicales, suenan igual de frescos y atractivos, de ahí que el resultado también sea positivo en todos los sentidos. Ellas llevan las riendas de su propia carrera musical y controlan cada paso que dan, tanto a nivel de creación como de producción (Es lo que tiene lo del «Háztelo tú mismo»).

La conquista de Iggy Pop

A parte de su música y en relación a ésta, Pins cuidan mucho su estética visual, tanto en sus vídeos como en las portadas de los discos o como la puesta en escena de sus conciertos. Todo en Pins está meticulosamente pensado. No es de extrañar entonces que hasta el legendario Iggy Pop se haya rendido a su sonido y hace unos meses colaborase poniendo voz en uno de sus EP, concretamente en su single ‘Aggrophobe’, sensual como el que mas, como siempre. Por lo que he leído en una entrevista que les hicieron en Skiddle, la idea de que Iggy pusiese voz al tema, surgió mientras la banda estaba en Escocia y después de tomar unas copillas (Y realmente escuchas el tema y por Dios que parece hecho para él y sus cuerdas vocales). Por lo visto, tirando de contactos que conocían a otros contactos cercanos a Iggy, le hicieron llegar una carta pidiéndole su colaboración y ÉL dijo Sí! Así de fácil.
Aquí os dejo el link del resultado de la colaboración, Iggy, sumergido en su voz sobrenatural, y coro acompañándole en su relato. Impecable.

Escuchadlas, no os arrepentiréis y, si las recomendais, ligareis más, hacedme caso.

PINS son Faith Vern (voz / guitarra), Anna Donigan (bajo), Lois Macdonald (guitarra), Sophie Galpin (batería) y Kyoko Swan (teclados/guitarra)

Más información sobre sus conciertos y demás curiosidades en su página web y os dejo también el link de la entrevista que les hicieron en Skiddle y que me parece buenísima.

http://www.wearepins.co.uk/home

https://www.skiddle.com/news/all/PINS-Interview-Drunken-ideas-emojis-and-Iggy-Pop/30846/

Pankhurst Centre, visitando la casa de las sufragistas

Cita

Bajando por Oxford Road, dejando a tus espaldas la Universidad de Mánchester y acercándote a Rusholme, llegas a Nelson Street. En esta calle, en el número 62, encuentras el Pankhurst Centre, una casa victoriana en la que vivió Emmeline Pankhurst con su familia durante más de ocho años. Fue también allí donde se celebró la primera reunión de las sufragistas y, por lo tanto, donde se podría decir que nació oficialmente este movimiento reivindicativo que defendía el derecho a voto para las mujeres. Como he comentado, los Pankhurst vivieron en esta casa algo más de 8 años y luego se trasladaron a Londres desde donde consideraban que podían controlar mejor su campaña reivindicativa. Pero lógicamente, al dejar de vivir esta propiedad y no darle otro uso, la casa se fue deteriorando hasta tal punto que en 1979 la North West Health Authority, lo que vendría a ser a aquí el departamento de Sanidad, aprobó demolerla. La noticia creó tal revuelo en la ciudad que inmediatamente se produjeron múltiples protestas por parte de grupos de mujeres y conservacionistas, así que finalmente se tomaron en cuenta las quejas y se pudo salvar llegando al acuerdo de arrendar la casa y también la colindante a ésta. Las dos propiedades fueron restauradas gracias al dinero que lograron recaudar para llevar a cabo el proyecto, que se inició en 1984. El Pankhurst Centre se inauguraba tres años después, un 11 de octubre, fecha aniversario de la primera reunión de las Sufragistas. Las «madrinas» en dicha inauguración fueron Helen Pankhurst, bisnieta de Emmeline Pankhurst, y Barbara Castle.

-1

En la actualidad, el Pankhurst Centre cumple la función de centro social para mujeres y es dirigido por mujeres. Allí se llevan a cabo actividades y eventos, sirve como centro de reunión de varias organizaciones y proyectos de apoyo para mujeres que sufren cualquier tipo de abuso, a parte de ofrecerles oportunidades laborales y contar con un banco de alimentos. El espacio incorpora además el museo, el único que existe en Reino Unido sobre las sufragistas, y un lugar de obligada visita si uno quiere descubrir algo más su líder y sobre la lucha por los derechos de las mujeres hasta la actualidad (Información que tengo pensada incorporar dentro de unas semanas y que, por extensión, no he visto conveniente añadir a este artículo). Ah! Otra cosita, el museo no recibe fondos públicos, depende de las donaciones de particulares, y todas la mujeres que trabajan allí lo hacen de manera voluntaria. Me pregunto si a estas alturas todavía es normal que una organización así, con todo lo que representa, todavía funcione como una especie de ONG para mujeres.

Volviendo al edificio de dos pisos en cuestión, el museo se encuentra en la planta baja y  he de decir que las mujeres que lo llevan son amabilísimas. Nada más entrar se interesaron por nuestra procedencia (nuestro acento al hablar en inglés nos delata desde el minuto uno) y nos explicaron que primero pasaríamos a una sala en la que, mediante una proyección, haríamos un recorrido histórico sobre el movimiento sufragista y sobre el papel que representó Emmeline Pankhurst en éste, y que luego entraríamos en la sala de reunión de las sufragistas. Así que, con unas ganas tremendas, al menos yo, entramos en esa primera sala. El espacio no era muy grande, y de sus paredes colgaban cuadros, algunos con fotos de la época, otros de la restauración de la casa o también de mujeres influyentes dentro del movimiento reivindicativo (acompañaba a cada imagen un texto explicativo). Hay que tener en cuenta que aunque una esté en la casa de Emmeline Pankhurst, alrededor de esta mujer se movían otras muchas que allí podéis conocer con sus nombres y apellidos, además de las acciones que llevaron a cabo cada una de ellas (Mabel Capper, Patricia Woodlock, Lilian Forester, en fin, una larga lista, para mi gusto más interesante y fácil de aprender que la de los reyes godos). En la misma habitación encontramos unas sillas dispuestas ordenadamente frente a una pantalla en la que pudimos ver el vídeo del que nos habían hablado, con locución en inglés muy entendible si tu nivel en el idioma es más o menos intermedio .

IMG_4462

La siguiente sala a la que pasamos es la principal, la llamada The Parlour, la habitación donde se reunían las sufragistas, un espacio absolutamente encantador que da a un pequeño jardín y que está decorado hasta el más mínimo detalle con muebles de estilo eduardiano. Allí puedes encontrar desde libros como el de fotografías de Christina Broom «Soldiers & Suffragettes» o «The Selected Poems» de Sylvia Pankhurst, hasta las bandas que se ponían las sufragistas con la inscripción de «Votes for Women» o juegos de tacitas dispuestos sobre las mesas como preparados para iniciar una interesante velada de charla tomando un té (también para idear como liarla en la calle, que al fin y al cabo fue lo que acabó dando resultados a la causa).

img_4453.jpg

IMG_4458     IMG_4457

Rebeldía, cultura y elegancia, todo concentrado en aquellas cuatro paredes, como para no enamorarme de ese lugar.

Si os apetece visitarlo, está abierto al público los jueves de 10h a 16h y cada segundo y cuarto domingo de cada mes, de 13h a 16h. La entrada es gratis. http://www.thepankhurstcentre.org.uk/

IMG_4455